“Compra un portátil Toshiba o un Televisor Toshiba, y si España gana el mundial te devolvemos todo tu dinero”, rezaba el reclamo publicitario del fabricante japonés Toshiba, que presentó junto a Intel la campaña “si La Roja gana, tú ganas”. Pero, ¿tú ganas? Lo prometido no parece tan claro a la hora de pagar.

La multinacional se comprometía con este eslogan a devolver a sus consumidores el importe de ciertos portátiles y televisores adquiridos desde el 10 de abril al 10 de junio de 2010. Sin embargo, el día 12 de julio, tan sólo un día después de que la Selección Española ganara el Mundial, la organización FACUA-Consumidores en Acción ya estaba recibiendo quejas de los compradores de estos productos, que veían cómo el fabricante japonés se negaba a devolver el importe de los productos de su promoción, alegando que para poder disfrutar de dicha promoción era necesario el haberse registrado previamente, antes del pasado 17 de junio, en su página web.

sobreaviso Por su parte, desde Toshiba afirman que la promoción fue especificada en todo momento “de manera clara” durante el período en el que se desarrolló, y agregan que la publicidad de la compañía incluía el texto “consulta las bases de la promoción en toshiba.es/toshibafutbol”, donde se hacía referencia a esa condición necesaria de registrarse previamente en la web de Toshiba para poder disfrutar de las ventajas de la promoción en el caso de victoria española, aparte de haber adquirido alguno de los productos de la compañía que gozaran de esa oferta.

En declaraciones a Efe, el director de marketing de Toshiba en España, Pablo Romero, adelantó que “miles de personas van a poder solicitar el reembolso de sus compras, todas aquellas que han comprado equipos Toshiba en el período de la promoción y que se han registrado en la página web”.

Sin embargo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha recibido ya un centenar de reclamaciones contra la multinacional Toshiba en apenas tres días y critica que la publicidad promocional “no quedaba clara e inducía a error”, y es precisamente por eso por lo que “mucha gente está reclamando”.

Para hacer frente a esta situación de negación por parte de la empresa de responder a este reembolso de sus clientes, la OCU aconseja una actuación que sigue dos pasos. Ileana Izverniceanu, portavoz de la organización recomienda que “primero hablen con Toshiba, que les manden una carta” pidiendo el reembolso de los productos antes del 2 de agosto de 2010. En caso de que esta primera medida no resulte efectiva, y Toshiba “no respondiera en un plazo prudencial”, la OCU aconseja “acudir a un juicio verbal, sin necesidad de ir acompañado de abogado ni procurador”, siempre y cuando se reclame un importe inferior a 900 euros.

Tags:
Category: Sin categoría
Name (Req)

E-mail (Req)

URI

Message

Secciones

Enlaces

Páginas amigas

- CONTACTO -